Cuesta del Obispo

Un recorrido interesante y con paisajes impresionantes es la que une Cachi, sobre la Ruta 40, con la ciudad de Salta a través de la Cuesta del Obispo. Es una ruta que desciende serpenteante desde los Valles Calchaquíes hacia el Valle de Lerma circulando desde su punto culminante: la Piedra del Molino hacia la selva salteña a través de la colorida Quebrada de Escoipe.

Se atraviesa un paisaje cambiante desde los cardonales y la aridez extrema en la Ruta 40, hasta la selva del pedemonte salteño. Vale la pena recorrerla.